1965 – RECARO S-Seat
El origen del asiento deportivo

1965 – RECARO S-Seat

1965 – RECARO S-SEAT

Este nuevo producto de RECARO por primera vez contribuyó en un componente inicialmente deportivo en el aspecto de los vehículos. Mientras que, anteriormente los asientos de producción en serie convencional habían sido construidos principalmente de resortes de metal y el relleno de crin, RECARO empleó tapicería de espuma moderna para absorber las sacudidas de la carretera. El nuevo asiento deportivo también ofreció apoyos laterales pronunciados, una característica que antes estaba reservada para los asientos de carreras, que permite el apoyo de todos los ocupantes. Porsche otorgó gran honor al primer RECARO:  para el nuevo modelo 911, el asiento RECARO estaba disponible en la fábrica como un equipo adicional o como estándar opcional para todos los conductores que desearan combinar la deportividad con el confort. Con esto, el nuevo producto revolucionario se convirtió en seleccionable para todos los coches deportivos en carretera. Gracias a un soporte adecuado como un adaptador para la instalación en diferentes tipos de vehículos, el asiento deportivo RECARO también fué el primer asiento que se podía instalar en varios coches.

El asiento deportivo fué un éxito para RECARO desde el principio. Sorprendentemente, desde su integración -al igual que sus sucesores- la combinación óptima de su función ergonómica y estética, fue conocida como "Diseño ingenioso" en RECARO. El ADN de este asiento deportivo, mejoró a través del tiempo los criterios de diseño de la calidad, seguridad y disminuición del peso, que aún hoy en día aparece en un RECARO actual.

 

Algunos años posteriores de su lanzamiento al mercado, el asiento RECARO fué renombrado como "IdealSeat," a fin de evitar una posible confusión de que el asiento estuviera orientado exclusivamente a conductores de deportivos. Los clientes deben saber del nuevo nombre que pueden utilizarlo como otro cualquiera, ofreciendo una experiencia ideal, es decir, que después noten que ha habido un antes y un después. El lema de la compañía hasta la fecha fué apropiadamente tal que así: "Sentarse mejor es conducir mejor".